Todas las entradas de: alexander.leon

Libres en Cristo

Los pecados de índoles sexual están devastando la sociedad actual. Lo más triste de esta situación es que esos pecados están dominando a persona aún en las iglesias cristianas. En algunas ocasiones, esto sucede por un desconocimiento del verdadero evangelio y en otras por causa del desconocimiento de los principios bíblicos para vivir en la libertad que Cristo prometió a los que conocieran la Verdad.

La Iglesia Bautista Reformada en Los Lagos de Heredia ha establecido un ministerio local para a todos los que están atrapados por cualquier tipo de pecado sexual y ofrece mentoría para cursos bíblicos que se aplican específicamente a estas circunstancias. Además ofrecemos Consejería vía telefónica o en persona para brindar información sobre cómo funcionan estos cursos bíblicos. Le invitamos a leer testimonios de personas que encontraron libertad por medio de los cursos bíblicos que se ofrecen.

Testimonio Alexander

¡Bienvenido!

Mi nombre es Alexander. Yo sirvo como consejero/mentor en Costa Rica de los cursos bíblicos diseñados por el ministerio Setting Captives Free para ayudar a los que buscan ayuda porque están esclavizados a adicciones sexuales diversas: masturbación, pornografría, adulterio, homosexualismo, etc.

Si estás atrapado por alguno de estos pecados, yo se lo que estás sufriendo porque yo mismo estuve durante muchos años atado a varios pecados sexuales y depravaciones, y llegué a pensar que ya no tenía ninguna esperanza. Yo era un hombre de doble ánimo, porque aunque a veces parecía anhelar ser libre de los vicios sexuales que me dominaban, una vez pasado el momento de remordimiento, volvía a revolcándome en la pocilga del pecado sexual. Yo me creía una buena persona (excepto por ese detalle de los vicios secretos), y ahí empezaba el gran engaño… Leer más

Testimonio Julio

Parte de lo que Dios ha hecho en mi vida se lo debo al Ministerio Settings Captives Free, cuyos cursos bíblicos me fueron de gran ayuda y por el cual pude conocer a un excelente Mentor que me dio el cuidado que necesitaba en esos momentos de cautividad en la que yo me encontraba.

Todos vivíamos así en el pasado, siguiendo los deseos de nuestras pasiones y la inclinación de nuestra naturaleza pecaminosa (Efesios 2.3)

Este versículo puede resumir como me encontraba en el pasado. Desde mi infancia estuve envuelto con muchos pecados de carácter inmoral atado por la masturbación, la pornografía, la lujuria, prácticas homosexuales y fornicación.

A la edad de 16 años me involucré en una iglesia local donde “serví” por muchos años, hice todas las actividades posibles que se requieren para poder aparentar que había tenido un verdadero cambio y yo mismo llegué a creerlo… Leer más

Testimonio Alonso

Desde muy pequeño fui llevado a la iglesia y a la Escuela Dominical y siendo pequeño me enseñaron que debía “aceptar a Cristo en mi corazón” para ser salvo y lo hice. Conforme fui creciendo, aprendí de las historias de la Biblia y demás, pero a su vez noté que tenía una atracción por ver material pornográfico y de índole sexual. Poco a poco fui envolviéndome más y más y pues el material estuvo cada vez más accesible y fue así como empecé a alimentar mi lujuria a una temprana edad, estuve envuelto en esto por unos 9 años. Siempre supe que mi vida era una mentira, y que por más que profesara ser Cristiano, era tan perdido e infeliz como cualquier otra persona que no iba a la iglesia… Leer más

Testimonio Adrián

Nací en un hogar cristiano y desde pequeño fui a la iglesia. Realicé mi primera profesión de fe cuando tenía 5 o 6 años, pero fue hasta los 11 años cuando creo haber entendido el Evangelio y haber sido impactado por la Palabra de Dios por medio de una predicación que escuché.

Tenía hábitos piadosos como leer la Biblia y orar todos los días, era buen alumno en el colegio y bastante obediente en el hogar y eso me hacía sentirme bien y confiado en mi comunión con Dios, pero en mi adolescencia fui grandemente influenciado por la televisión en lo referente a lo sexual. Esto despertó deseos que me llevaron a la masturbación… Leer más